Domingo 25 de Junio 2017 en San Juan, Argentina - Edición N° 2088

Encuentre su noticia en Ediciones Anteriores

Encuentro

Una bomba: Basualdo declinó un ofrecimiento para conducir la CAME

Es la cámara que reúne a los comerciantes de todo el país, principal organismo empresario a nivel nacional, que elige autoridades en una interna caldeada. Por Sebastián Saharrea.

Osvaldo Cornide, el poderoso líder gremial empresario de la CAME, le ofreció al senador Roberto Basualdo convertirse en su sucesor en las elecciones internas que se celebran este jueves. Pero el sanjuanino declinó el convite, no porque no resultara tentado por las posibilidades que se le abren con ese sillón sino porque las condiciones de lucha interna en la entidad no tienen buen presagio de resolución.

La CAME es la cámara nacional que reúne a todas las pymes del país, razón por la cual tiene un peso creciente en el arco económico del país. Fogonea los intereses de los hombres de negocios y en los últimos tiempos, tanto por su cantidad de afiliados como por su peso en la economía real, resulta un interlocutor en todos los escenarios económicos del país. Igualando y hasta desplazando en peso específico a la UIA, que reúne a los industriales.

Basualdo es un habitual colaborador de la CAME, tal ver el legislador nacional que lleva adelante los proyectos que se propone la entidad, a nivel legislativo y a nivel de gestiones con funcionarios nacionales. Con quienes, además, tiene buena relación política. En el Senado preside la comisión del Senado de Economías Regionales, micro, pequeñas y medianas empresas.

Por su rol de senador y a la vez comerciante –su cámara de origen es la de los mayoristas que sigue formando parte de CAME- dispone de una aceitada relación con todos los integrantes de la conducción de la entidad que se roza habitualmente con las medidas oficiales mostrándose en los anuncios o avalando paritarias. También la CAME mide el ritmo económico del interior del país con sus precisas mediciones sobre la actividad comercial.

El asunto es que la conducción de CAME se rompió por primera vez en mucho tiempo, y el apoyo que siempre tuvo Osvaldo Cornide para resultar reelecto ahora está en discusión. Los motivos no están claros, muchos indican que ocurre porque no cayó muy bien en la administración nacional el rol crítico que lleva la actual conducción.

Además, Cornide ya tiene años de ejercicio y suma agotamiento físico. Por ese motivo, le ofreció a Roberto Basualdo que se convierta en su sucesor, y de esa manera pudiera eliminar la resistencia interna que hay para una nueva reelección de Cornide. Los que ahora le disputan el sillón son ni más ni menos que muchos de los que hoy integran la misma comisión directiva con Cornide. Entre ellos, el actual secretario general José Bereciartúa.

Unos días antes, Cornide había hecho el mismo ofrecimiento a Basualdo pero para el lugar de su vice. Y el senador sanjuanino siempre le respondió lo mismo: que aceptaba cualquier cargo en la nueva conducción, desde presidente hasta el último vocal, si es que se evitaba una interna que puede llegar a resultar demasiado desgastante para la entidad.

La propuesta de Cornide se hizo más fuerte en los últimos días –ahora ya con Cornide ubicado en una especie de presidente honorario-, pero desde el sector que le disputa el cargo lo rechazaron porque se consideran con los suficientes respaldos entre los asociados como para ganarle en las urnas.

La votación se realiza este jueves, en medio de una fuerte disputa que a nadie extrañaría que termine en los Tribunales. Por San Juan, el sector de la actual conducción local, Guillermo Cabrera, se inclinó por el sector que le disputa el espacio a Cornide, mientras que el viñatero Ramos lo respalda.

La posibilidad de que Basualdo condujera la CAME parece ya extinguida, desde el momento en que se consumó el cruce interno. Sobre la disponibilidad o no de Basualdo para ocupar el cargo en simultáneo con la banca de senador (y sus posibles planes para ir por la reelección) en el entorno del senador respondieron que una cosa no impide la otra. Más bien, dicen, la potencian: sería un senador ocupando una banca y representando además a los comerciantes de todo el país. Y citan los numerosos casos de gremialistas, que encabezan sus gremios y a la vez ocupan bancas en el Congreso.
Comentarios